El hechizo del maestro

31 05 2010

La segunda jornada del II Seminario Internacional Ryszard Kapuscinski acogió a la hispanista, periodista y profesora de la WSF (Wroclaw), Malgorzata Kolankoska, y a Jedrzej Morawiecki, reportero y profesor de la Universidad de Wroclaw.

Malgorzata Kolankowska ofreció una interesante charla sobre la impronta de Kapuscinski en el actual periodismo polaco. Kolankowska resumió y contextualizó la historia del reporterismo polaco y a los clásicos de este género, como Marian Brandys, Hanna Krall o Melchior Wankowicz. En este sentido, Malgorzata también destacó la relevancia de Gazeta Wyborcza en Polonia, diario en el que nació el reporterismo polaco en la transición y en el que trabajó Kapuscinski.

La periodista recalcó la gran influencia de Kapuscinski en muchos reporteros polacos y destacó algunos nombres, como Beata Pawlak, Mariusz Szczygiel, Tochman, Wlodzimierz Nowak o el propio Artur Domoslawski, autor de la polémica biografía Kapuscinski non fiction. Según la ponente, gracias a su labor periodística, reporteros de guerra como Wojciech Jagielski  “comprendieron la flexibilidad de la pupila humana”. Así, Jagielski viajó por África o Asia y Beata Pawlak contactó con guerrilleros islámicos cuando cubrió la Guerra Civil de Argelia.

Malgorzata Kolankowska durante su ponencia en el II Seminario Internacional de Ryszard Kapuscinski./ Pablo Gracia

La profesora de la WSF definió la obra del maestro polaco a través de las ideas de su Encuentro con el otro: “Es importante el diálogo, el contacto y la descripción más fiel posible. Tienes que meterte en ese mundo, ver, sufrir lo mismo que el otro. Kapuscinski bajó del caballo del conquistador e intentó estar al mismo nivel que sus interlocutores”.

Por su parte, el periodista polaco Jedrzej Morawiecki cerró el seminario con una ponencia en la que abordó asuntos de gran calado periodístico. Morawiecki, que colabora con la BBC y Reuters, escribe para los principales periodísticos polacos, es doctor en Filología Eslava y Sociología y ha realizado investigaciones periodísticas sobre sectas  y mafias rusas, desmitificó la imagen de Kapuscinski, aunque en todo momento reconoció la calidad de sus obras y de su quehacer periodístico. Jedrzej considera que “no hay que seguir la obra de Kapuscinski como si estuviéramos leyendo la Biblia”.

 “¿El reportaje debería encandilar, encantar, ser un cuento de hadas?”, se preguntó el prestigioso periodista al criticar la hiperbolización de la realidad de las obras de Kapuscinski. Sin embargo, Morawiecki considera que el debate que existe en Polonia sobre los géneros periodísticos en la obra del maestro del reportaje reforzará la figura del autor y será más leído.

Malgorzata Kolankowska y Jedrzej Morawiecki durante la segunda jornada del seminario./ Pablo Gracia


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: